martes, 1 de febrero de 2011

Las personas. Las personas tendemos a quejarnos de lo que nos rodea, de nuestra situación, nunca estamos contentos con nada, lo hacenos ver, puede que de forma exaltada, llamando la atención, o desaparenciendo, creando preguntas.Somos un laberinto de caminos, con escondrijos casi imposibles de percibir y amplias llanuras que se ven a simple vista.

No nos mostramos igual a vista de todos, al igual que no todos te miran igual, dejándo asi oportunidades de conocer. Quizás nos fijemos demasiado en los errores de las personas, quizás no nos interesa hacer el esfuerzo de entender a una persona, quizás el problema sea que no sabemos perdonar, a nuestro parecer nos hace débiles, o simplemente sea el hecho de que la persona es egoista, individualista y jerárquica. Esto crea un circuito del que no se puede salir, en el en el centro estamos nosotros. Sentimos cariño, afecto, e incluso nos dejamos llevar por nuestros sentimientos,